20210810170806.png Gloria Urizar - ALL-TEST Pro

La Industria 4.0... ¿y las pruebas a motores eléctricos?

Marcada por la convergencia de las tecnologías digitales, económicas, físicas y biológicas, la cuarta revolución industrial, también conocida como Industria 4.0, ha ido transformando la manera en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. Trae consigo la tendencia de automatización total de la manufactura y la administración de la cadena de suministros con la incorporación del procesamiento de grandes bases de datos al proceso productivo: datos en tiempo real, conectividad, aprendizaje automatizado, big data, etc.

La automatización está soportada por el Internet de las cosas (IoT / IIoT) y el uso de la nube (cloud storage), inteligencia artificial y machine learning. La Industria 4.0 ha transformado significativamente la forma en la que las empresas producen, mejoran y distribuyen sus bienes y servicios. Ofrece una oportunidad increíble para analizar una gran cantidad de información y datos en tiempo real, garantizando así la visualización de los activos de producción y puede proporcionar algunas herramientas enfocadas en el análisis del mantenimiento predictivo, con la finalidad de minimizar el tiempo de inactividad de las máquinas, reducir los paros imprevistos y evitar altos costos relacionados con la pérdida de producción, lo que permite tomar mejores decisiones.

Sin embargo, dentro de toda esta cuarta revolución surgen algunas preguntas importantes: ¿Para quién es la industria 4.0? ¿Cómo saber si tu empresa debería invertir en Industria 4.0? ¿Es necesario hacer el nivel de inversión que se requiere -en tecnología y evaluación de los proveedores- en este momento?

Lo que es importante observar, es que la más alta confiabilidad eléctrica de las máquinas no se logra monitoreando los equipos una vez instalados y en operación. La confiabilidad y calidad eléctrica debe ser asegurada a priori, cuando se tiene la disponibilidad de realizar pruebas directamente en la máquina desinstalada o una vez instalada desenergizada. Esto se puede dar cuando se van a realizar las pruebas de aseguramiento de calidad en una instalación nueva, cuando se realizan mantenimientos programados o cuando se van a reemplazar equipos en la instalación.

Las pruebas a equipo desenergizado proporcionan una gran oportunidad no solo para este fin de confiabilidad eléctrica, sino que llevan consigo algunos beneficios económicos adicionales que serán de gran utilidad cuando se requiere hacer la justificación de implementación de una nueva tecnología o hacer algunos cálculos simples de ROI. 

En esta ponencia, tendremos la oportunidad de explorar las ventajas, beneficios y aplicaciones de una de las tecnologías aplicadas a máquinas eléctricas desenergizadas más sencillas de implementar que existen en nuestros días y que ofrecen un alto retorno de inversión.